Se trata de un edificio tipologia tradicional construido con piedra y maderas nobles de la zona.

Sus casi 2.000 m2, se distribuyen en 3 plantas, un patio interior y un jardín en la parte posterior. La planta baja alberga, en tres cálidos ambientes diferenciados, la cafetería y dos amplios comedores. Rincones para el relax mientras se disfruta de una buena comida, un buen vino o una cerveza bien fría.

En las otras dos plantas se reparten las 15 habitaciones del hotel, un par de salas de estar y una sala de reuniones con capacidad para 25 personas.